miércoles, 8 de diciembre de 2010

El Amor No Es Posesión, Ni Grandes Actos De Dependencia, Tampoco Es Sufrimiento

- http://www.articuloz.com/psicoanalisis-articulos/el-amor-no-es-posesion-ni-grandes-actos-de-dependencia-tampoco-es-sufrimiento-2831113.html

El amor entendido desde el enamoramiento es un sentimiento que nos permite unidos al otro de una manera especial, estar enamorados es sentir que somos parte de la vida de alguien y que somos significativos y estamos llenos de aceptación y alegría en la vida.

Contar con una relación de pareja, pareja, en la que ambos integrantes de la pareja cuenten con sus propia personalidad, y además enriquezca la vida del otro, es una sensación de liberación interior y de estar a tono con la vida.

La vida en pareja es una decisión, es una elección que se toma en el día a día, es una opción de vida que cuando la confundimos con la posesión, con la dependencia y con el sufrimiento, es una fuente de dolor que no para de sangrar el alma y las entrañas.

Entender el amor como posesión amar es un estilo de vida afectiva infantil, en el que creemos y pensamos, que mi pareja es mía, que no puede tener pensamientos, sentimientos, intereses ni opiniones propias. Por el contrario, sus anhelos tienen que coincidir con los míos, sus tiempos también y sus quereres tienen que ser solo para la pareja.

En estos amores posesivos el control y el poder toman un lugar muy especial en la relación de pareja. No me interesa qué te pasa, lo único que me importa es que estés en esta casa a la hora que Yo digo, salgas con quién Yo estimo conveniente y además que te vistas como a mi me parece.  Por tanto, si no lo haces, vas a recibir una buena reprimenda emocional.

Estos regaños emocionales pueden pasar desde la indiferencia hasta los golpes en el alma o bien los silencios ominosos y llenos de rencor. La culpa y el chantaje no se dejan esperar.  Algunas parejas llegan a la violencia física, porque según esas parejas, merecen tener un escarmiento.  Es una vida llena de dolor y de sufrimiento, porque una vez establecidas las relaciones así, requieren de ayuda psicológica para poder sanar. No existe lugar para la diferencia.

Comprender el amor como  dependencia y la fusión es colgarse afectivamente de la relación de pareja para que satisfaga nuestra vida entera. No importa lo que la pareja me haga, lo más importante es que yo la amo, y así soy capaz de tolerar situaciones de abuso, de humillación, de indiferencia y abandono. Relaciones llenas de un amor muy inmaduro que nos llevan a achatar la vida una y otra vez. Dependemos de la pareja para ser felices, para no ser felices, para estar con ánimo o bien para caer en una profunda depresión.  Estamos a merced en nuestra vida afectiva de lo que acontece  con nuestra pareja. Como hojas al viento abandonamos o retomamos nuestra motivación en la vida de acuerdo a nuestro clima afectivo.

Tanto en la posesión como en la dependencia estamos llenos de dolor y sufrimiento, por tanto, estamos obligados a hacer una revisión personal de nuestras, sí es que no deseamos en el futuro seguir viviendo en una condición de esta naturaleza.

Sí para usted es muy importante la vida en pareja, y se encuentra con un alto grado de desconsuelo e impotencia tal vez, necesita revisar sus formas de amar y de relacionarse en pareja. El amor no es ni su

Gracias por leerme, mi misión es la calidad de vida emocional. Me encantaría que me escribieras y saber tu opinión.  Pero sí te has enamorado y sufres, seguramente,  requieres repensar tu vida personal y tu manera de entablar tus relaciones de pareja.

Cecreto es un espacio dedicado a la calidad de vid emocional.  Cuenta con material electrónico para  que recuperes la confianza en el amor, pero sobre todo, el amor a ti mismo. Suscríbete al boletín y recibe gratis: Los Diez Mandamientos de la vida en pareja

Cómo Recuperar la Confianza en el amor, heridas y cicatrices en la relación de pareja.

 

 

 

 


Ver el articulo original

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada